Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
30 diciembre 2011 5 30 /12 /diciembre /2011 13:52

Hoy día hay muchas tiendas de gafas graduadas como Mister Spex que ofrecen estos productos a precios muy asequibles y con una enorme variedad (más de 1.700 en el caso de esta tienda de gafas online). Hoy día parece todo muy sencillo: compras por Internet o te acercas al óptico de toda la vida, escoges tu tipo de cristales, tu graduación e incluso puedes optar por cristales de grosor reducido o por innovaciones como el Tratamiento Lotus, con el que evitarás que la gafa se moje y, por consiguiente, la molestia de tener que limpiarlas con mucha frecuencia.
No obstante, la vida no siempre fue tan fácil. Desde que se fabricaran las primeras gafas graduadas en China durante la dinastía Song (del siglo X al siglo XIV), mucho ha llovido. Los primeros conocimientos que se tienen de estos productos en el mundo occidental tardaron en llegar por culpa de la Inquisición, que los consideró objetos del diablo.
Durante el siglo XIV también se crearon las primeras monturas rudimentarias para facilitar la vida de los que las llevaban puestas. En realidad no distaban mucho de las actuales, ya que también se apoyaban en las orejas y en la nariz.
Las primeras gafas graduadas servían solo para corregir la hipermetropía (eran lo que se podrían considerar como gafas de lectura. Kepler identificó que el problema visual procedía de la retina y amplió la gama de productos a los miopes. El siguiente paso lo dio Benjamin Franklin, célebre entre otras cosas por haber ideado las gafas bifocales.
A partir de ahí, todo es historia. Las patentes y la internacionalización del negocio incrementaron exponencialmente los avances científicos en estos productos. El siglo XX ha visto la llegada de las gafas progresivas, las lentillas multifocales e incluso de la cirugía láser, que soluciona la vida a un gran número de personas con graves problemas de vista.
¿Verdad que la ciencia es maravillosa?

Compartir este post
Repost0

Comentarios